Según el informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, por octavo mes consecutivo la industria pyme sigue creciendo, aunque más lentamente y con mayor inestabilidad, afirmando que “Solo un 42% de empresas progresan y el uso de la capacidad instalada bajó a 66%”.

Al respecto, Fabián Tarrío, presidente de CAME, declaró “Los costos fijos altos y la falta de ventas son dos problemas serios que enfrenta el industrial, además del encarecimiento del crédito y los atrasos en los pagos, que golpean la rentabilidad de la pyme”

Si bien la producción Pyme Industrial había crecido en febrero un 1,5% frente a igual mes del año pasado, es importante recordar que en el 2017 se informó que la producción se había retraído un 5% anual. Actualmente, se están cumpliendo 8 meses consecutivos en alza y acumulando un incremento de 2,5% en los primeros dos meses del año.

En referencia al progreso interanual se alcanzó este mes al 42% de las industrias, cuando en enero aumentó el 50% y en diciembre había subido el 59,3%. Por otro lado la proporción de firmas en baja subió a 32%, cinco puntos por encima de enero y casi 10 arriba de diciembre.

El informe de la CAME además detalla que de los 11 sectores relevados, 7 crecieron y 4 descendieron. Tuvieron evolución anual: “Productos químicos” (5,8%), “Material de Transporte” (5,6%), “Productos de caucho y plástico” (5,5%), “Productos de metal, maquinaria y equipo” (4,5%), “Productos eléctrico-mecánicos e informática (2,0%), “Productos textiles y prendas de vestir” (2,5%), “Alimentos y bebidas” (0,5%).

En referencia a los rubros evaluados la CAME declara que hay "Hay rubros donde se observa mucha dispersión según subsectores. En productos de metal, máquinas y herramientas, creció bien la producción de productos como tanques de agua, aberturas de aluminio, filtros, zinguerías, maquinaria para el agro, o fabricación de autopartes. Pero tuvieron un desplome fuerte los pedidos y la producción en otras como máquinas para corte y plegado de chapa, o maquinarias vinculadas a la industria maderera entre otras”.

En este análisis mensual, también se observó que las bajas anuales más importantes continúan afectando al sector “Calzado y marroquinería” (-5,5%), ‘‘Maderas y Muebles” (-5,3%), “Papel, cartón, edición e impresión” (-2,5%) y ‘Minerales no metálicos’ (-1,2%)".

Considerando a los meses de diciembre y enero como periodo de recomposición de stock, la CAME justifica una capacidad instalada ubicada en el 66%, aunque declara que durante los primeros días del mes de marzo, período donde se llevó a cabo esta encueta,  “…se observó una disminución en la proporción de industrias con planes de inversión para el año: del 41% de empresas que había contestado positivamente en febrero, se pasó a 35%. A su vez, un 19% lo está evaluando en función de cómo evoluciona la demanda, las condiciones y oportunidades de financiamiento. Incidió sin dudas la ausencia de líneas promocionales. Para el 75% de las empresas las condiciones para invertir son entre ‘regulares’ y ‘malas’".