La Inspección General de Justicia (IGJ), a través de la Resolución General 8/2017 ajustó los procedimiento para inscribir a las Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS) con el objetivo de adecuar la normativa registral para inscripciones y requisitos.

A través de esta medida se incorpora, “Documento electrónico con firma electrónica o digital de sus otorgantes, debiendo el último de los socios en firmar, utilizar firma digital para suscribir y cerrar el documento con todas las propiedades y seguridades que brinda dicha firma digital. Si la SAS fuera unipersonal, la firma del socio único deberá ser digital”.

Así mismo establece que la denominación de la SAS no podrá ser igual o similar a otras ya existentes ni incluir términos o expresiones contrarias a la ley, el orden público o las buenas costumbres.

Por último, y a partir de su artículo quinto, amplía el objeto social al incorporar la actividad de industrialización manufacturera de todo tipo.

Acceda a la Resolución General 8/2017,  aquí.