Después de que el gobierno tomara la decisión de intervenir en la salada, se vuelve a poner en agenda un reclamo histórico que vienen realizando las distintas cámaras empresarias de todo el país: el comercio ilegal.

Esta modalidad presenta un gran dilema a la economía argentina, que aún no es capaz de dar batalla e incorporar al mercado formal a estos vendedores irregulares, que inciden de forma negativa en aquellos comerciantes que pagan sus impuestos, cada vez más altos.

Según el informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, durante el mes de mayo se detectó 86.728 puestos irregulares en las 465 ciudades relevadas, con ventas de $ 5.958 millones durante el mes de mayo.

Este informe observa además, que si bien el comercio irregular ha disminuido en las grandes urbes como consecuencia de los controles que se están realizando, hubo una migración de los vendedores clandestinos a ciudades con menos controles.

Los números presentados por CAME dan muestra que los puestos ilegales crecieron en los últimos 9 meses un 1 %.  El total de puestos en saladitas son “63.312 y vendieron $ 4.262 millones en el mes, mientras que los 24.416 manteros realizaron transacciones por $ 1.656 millones en mayo”, estimando que de proyectarse ese  número a un monto anual, “el negocio ilegal es de  $ 71.500 millones, una cifra realmente impactante por su magnitud y crecimiento”.

Este valor no solo le significa un enorme prejuicio al comercio formal, sino que advierte una pérdida importante para el Estado. El informe estima que “solo por IVA, se pierde una recaudación de $ 15.015 millones al año, sin sumarle el resto de impuestos nacionales y locales que paga cualquier comercio”.

DENUNCIA LA VENTA ILEGAL

Desde la entidad y a lo largo de los años se han realizado innumerables denuncias sobre el comercio ilegal, muchas de ellas aún sin respuesta. El gran problema de la venta irregular, es que se fue naturalizando y creció de manera desmedida, sin que las autoridades nacionales tomen medidas significativas al respecto.

Podemos imaginar que las razones principales que dieron lugar a este tipo de venta, fue la incapacidad del Estado de brindar y garantizar la incorporación de toda una población activa al trabajo formal, la incapacidad (o falta de interés) de generar y apoyar a emprendimientos, así como brindarles las herramientas para que se desarrollen dentro de la legalidad, haciendo posible para ellos un futuro digno. Ahorrarse controles sobre el cumplimiento impositivo de fábricas, condiciones laborales, aptitud de los productos utilizados, entre tantas otras más.

Y esto que en algún momento pareció ser una situación provisoria después de las crisis del 2001, se hizo monstruoso e impacto de manera significativa en distintos sectores de la sociedad que rebasan meramente al sector comercial y económico de la Argentina. Porque hablar hoy de la venta y comercio ilegal, es sinónimo de mafias, que cuando más se investiga más conectado esta con la corrupción política y policial, el contrabando, el narcotráfico, trata de personas, explotación infantil, trabajo en negro, consumo de productos tóxicos, entre otros. 

La contracara de esta economía informal, son los efectos negativos que tiene contra el comercio que cumple con sus tributos y empleos registrados, en una situación donde la caída del consumo se da de manera consecutiva hace más de once años, con marcas negativas desde hace cuatro.

Estas situaciones han dado lugar al cierre de comercios cuyas personas son difíciles de incorporar nuevamente al mercado, pero por sobre todos bajo las condiciones formales que debieran cumplirse.

Por todo esto, es sumamente importante que se denuncie le venta ilegal. Todos desde el lugar que ocupamos debemos generar aportes. Pensando en ello es que nuestra cámara madre, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, lanzó el pasado año la aplicación del “Mapa de la Argentina Ilegal”

Esta herramienta tiene por objetivo que los ciudadanos se comprometan y ayuden a combatir el comercio irregular, realizando denuncias en forma anónima. Para poder hacerlo deberán ingresar a www.argentinailegal.comdesde la PC o el celular. Una vez que ingresen al sitio, se desplegará un mapa donde deberá especificar el punto geográfico donde se está cometiendo el ilícito. Para establecer la denuncia se le solicitará además escoger el tipo de acto indebido a denunciar y productos que se están comercializando.

Además de realizar tu denuncia a través de la web, acerca tu reclamo al CEDA, porque es fundamental que también se realicen las denuncias a las instituciones y autoridades correspondientes, bajo los términos necesarios para que sean viables.