Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informan que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) comenzaría con las fiscalizaciones respecto al cumplimiento de las normas de facturación y en particular de la obligatoriedad de aceptar tarjetas de débito como forma de pago en las ventas a consumidor final.