A mediados de la próxima semana el Ministerio de Producción publicará una norma destinada a obligar a los comercios a mostrar el precio del pago en efectivo y el financiado con tarjeta de crédito. Un cambio que traerá beneficio a los consumidores.

Si bien la Ley Nº 25.065 de Tarjetas de Crédito - artículo 37 inciso C de la Ley 25.065 de Tarjetas de Crédito- prohíbe la diferenciación del precio al contado y el precio con tarjeta, esta norma permitiría volver a su aplicación.

La modificación pretende ir contra los actuales abusos respecto a los costos de los productos,  ya sea por las promociones que difunden la compra de un bien en cuotas sin intereses cuando los pagos siempre tienen costos adicionales, así como a regular a los comercios que incluyen el costo de financiamiento a los productos, más allá del pago que finalmente se utilice.

Así mismo, y a través de la investigación realizada el pasado año por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), la medida pretende ir contra el posible abuso de posición dominante de Prisma, la empresa propietaria del sistema Visa, que al monopolizar el financiamiento para el consumo mantiene un elevado costo de comisiones.

Por estas razones, la medida está destinada a “transparentar el comercio”, previendo que llegué también a los supermercados, donde el 40% de las compras son realizadas con tarjeta.